• CHALET ETOILE
  • CHALET ETOILE
  • CHALET ETOILE
  • CHALET ETOILE
  • CHALET ETOILE
  • CHALET ETOILE
  • CHALET ETOILE
EVASSION SELECT TE PRESENTA
CHALET ETOILE
Zermatt
¿Está interesado en recibir más información y asesoramiento personalizado?
Etoile es un refinado y elegante ático de lujo situado en el centro de Zermatt, cerca del Sunnegga Express y del Gornergrat. El mobiliario es de la mejor calidad, con varias antigüedades tanto de muebles como pictóricas. 

El chalet cuenta con 230 metros cuadrados. Cuentan con un amplio salón con chimenea de madera, un área de comedor y una cocina de tipo americano completamente equipada y de estilo moderno.

Tiene capacidad para 8 personas. Dispone de 2 habitaciones dobles, cada uno de ellas con cuarto de baño con ducha y bañera de hidromasaje, un dormitorio twin con cuarto de baño con ducha y una habitación con literas también con su propio cuarto de baño. 

También dispone de PC con conexión a Internet por wi-fi, TV de pantalla plana con canales vía satélite y DVD. El chalet tiene unas espléndidas vistas al Matterhorn.
Comodidades
  • TV de pantalla plana
  • Digital Satélite / TDT
  • Reproductor de DVD
  • Wifi
  • PC
  • Balcón
Servicios
  • Cocinero profesional (solo con servicio de media pensión)
  • Anfitrión del chalet con experiencia (sólo con servicio de catering de media pensión)
  • Asistencia completa y conserjería.
  • Té o café en la cama todas las mañanas
  • Desayuno diario 
  • Te-Time de la tarde
  • Champagne y canapés antes de las cenas (seis noches)
  • Cena Gorumet seis noches
  • Menus personalizados
  • Bar con bebidas alcohólicas, cervezas y refrescos
  • Servicio de limpieza (6 días)
  • Cambio de ropa de cama y toallas a mitad de semana
  • Servicio de lavanderia y tintoreria.
  • Madera para chimenea.
Sobre
El encantador Zermatt es posiblemente, uno de las más bellas localidades de los Alpes. Si hablamos de Zermatt es de obligado referirse a una de las montañas más famosas del mundo: el Matterhorn. Sentirás su imponente presencia durante toda tu estancia y es imposible no quedarse embelesado mirando ante la belleza imperfecta de esta preciosa montaña. A sus pies, dos de las estaciones más conocidas; la parte Suiza que cuyo dominio es Zermatt y la parte italiana, Cervinia. Esquiar en Zermatt significa hacerlo en más de 300 kilómetros esquiables salpicados de exclusivos restaurantes, pubs y de chalets suizos construidos a principios del siglo XX, y que los lugareños mantienen en pie en mitad de la montaña. Una de las cosas que más sorprenden a los turistas a su llegada a Zermatt es descubrir que en este pequeño paraíso no hay coches, sólo eléctricos o carrozas tiradas por caballos. Estas son las dos únicas formas de moverse. Naturaleza en estado puro. El pueblo es tranquilo y tiene un encanto especial que se puede percibir en sus calles empedradas llenas de vida y movimiento. Un ambiente único para un perfecto viaje de esquí exclusivo.
El esquí en
La estación de Zermatt combina cantidad y variedad en sus pistas, incluidos los 394 kilómetros para explorar que existen de fuera de pista. Además, los snowboarders podrán disfrutar sin límite de la zona de freestyle 'Gravity Park'. Pero esquiar en Zermatt no es sinónimo de esquiar solo en Suiza. De hecho, se puede esquiar en Italia a través del glaciar de Matterhorn. Otro de los lugar de visita obligada, es Heli-skiing, un espacio ideal para los más aventureros.
Zermatt tiene 3 dominios esquiables distintos, relativamente conectados en altitud pero a los que se accede desde tres puntos distintos y muy separados entre ellos. A Sunegga se accede con un moderno funicular subterráneo situado a unos 5 minutos a pie de la estación de tren. Se esquía entre 2,000 y 3,100 metros en pistas soleadas de todos los niveles. Desde aquí se puede acceder por la zona de Gant a la segunda área, Gornergrat, con pistas de niveles medio y alto entre 2,200 y 3,400 metros de altitud. A esta zona también se accede desde el centro de Zermatt con un tren cremallera que es famoso en el mundo entero por los extraordinarios panoramas alpinos que se divisan durante el trayecto. Desde Gornegrat se puede conectar con la tercera zona, Klein Matterhorn (pero no en sentido inverso). Klein Matterhorn es la mayor de las zonas de Zermatt, con las pistas más atractivas y difíciles y con la conexión a la estación italiana de Cervinia. Las pistas oscilan entre los 1,600 y los 3,800 metros de altitud. En la parte superior hay un glaciar en el que se esquía todo el año. Durante todo el año miles de turistas toman estos teleféricos para disfrutar de increíbles vistas del Matterhorn (Cervino) y del glaciar y el resto de cimas, por ello en Zermatt subir es casi tan apasionante como bajar.
Que hacer en
Aparte de sus fabulosas pistas de esquí, uno de los mayores encantos de Zermatt es su espléndida gastronomía. Durante su estancia en este fantástico resort, no os podéis perder los restaurantes Casa Rústica (las fondues y la raclette son simplemente deliciosas), Chez Vroni (su lounge bar al aire libre con tumbonas y mantitas es lo mejor) o Cervo (su carta es increíble). Además, el Snowboat para tomar una copa o un buen vino a partir de las 5 de la tarde es uno de los sitios más chic de Zermatt donde podrá relajarse antes de ir a cenar. 
Como actividades de interés para todos los públicos, le recomendamos el tren Gornegrat y la visita al glaciar de Matterhorn. Y para reponer fuerzas tras un largo día, lo mejor es recibir un buen masaje en el Zermatt Masssage Centre.
Reciba más información:
nos gusta esquiar
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia en la web mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o como cambiar la configuración en nuestro Política de cookies